fbpx

Una empresa llamada Renovare, dió a conocer en Guanajuato un calzado “orgánico-ecológico”. Este está fabricado de sargazo y botellas de plástico. Primero se extrae el poliéster del plástico y su corte superior se moldea con sargazo.

Solo 100g de sargazo son necesarios para cubrir la parte de la suela y la parte superior. Y por cada unidad, son necesarias 5 botellas de plástico. Además, para el caso de un playa lifestyle es muy útil ya que son resistentes al agua. Este producto garantiza gracias a su resistencia al agua, una duración de 1 a 2 años. Y al dejar de utilizar, se pueden volver a reciclar para regresar a su ciclo natural.

Estos zapatos están validados y certificados por el CIATEC (Centro de Innovación Aplicada en Tecnologías Competitivas). El producto aún no está a la venta. Se espera primero hacer reconocido para medir una demanda aproximada, de la cual se estima una producción al mes de 20mil unidades (pares).